Publicidad:
La Coctelera

S.E.T.I. Señales de Otras Civilizaciones

20 Marzo 2009

PRIMEROS VAMPIROS, EL VAMPIRO MODERNO

En occidente el mito del vampiro no era una creencia muy enraizada. De hecho, según podemos leer en la obra de Daniel Cohen, "Enciclopedia de los monstruos", la palabra para definir vampiro en inglés apareció recién en 1734.

El primer vampiro de la literatura inglesa sería lord Ruthven, quien aparece en una novela escrita en 1819. El autor de este libro, llamado simplemente "Vampiro" fue John Polodori, doctor personal del poeta lord Byron.

Más tarde, en 1847, apareció Varney, the Vampyre, que adquirió cierta popularidad al ser publicado como novela de folletín. Pero quien marcaría pauta y dictaría cátedra en esto de los vampiros sería Bram Stoker y su libro Drácula. (1897)
Y acá volvemos con nuestro adicto al empalamiento, Vlad Tepes. Muchos autores afirman que es posible que Bram Stoker se haya basado en el empalador para crear su obra cumbre, que dicho sea de paso se convirtió en todo un éxito apenas fue publicada. 
No está demás decir que el castillo de Drácula en Bran, Brasov, Rumania, se ha convertido en un lugar de peregrinaje para todos aquellos que gustan del vampirismo. Es un centro turístico de importancia dentro de Rumania. 
Es preciso mencionar que ciertas ideas que se tienen acerca de los vampiros son creaciones insertadas en trabajos literarios o películas de cine relativamente recientes. Entre estas ideas podemos tratar aquella que supone que los vampiros se pueden convertir en murciélagos. Que sepamos, Vlad Tepes jamás pudo hacer semejante gracia. De todas formas, no han faltado quienes creen en estas historias, y se han dedicado a la caza de vampiros. Es el caso del doctor Johannes von Lobel, quien participó en una cacería de "hombres-murciélago" en Serbia y dijo que era capaz de percibir un ligero pulso en los cadáveres que, en su opinión, eran de vampiros. 

Una muestra de aquello nos la da en investigador español Manuel Carballal, quien en un artículo escrito en la revista Karma 7 nos señala una historia que da para pensar.

Víctimas de la creencia en los vampiros:

En enero de 1973 John Pye, un joven oficial de la Brigada de Homicidios de la policía británica, acudió al número 3 de la urbanización "The Villes", en Stokeon-Trent, en lo que parecía un caso rutinario.

El cadáver de un hombre había aparecido en extrañas circunstancias. 

 

Al llegar a la casa del fallecido, descubrió que el hombre sentía tal terror por la luz eléctrica que no utilizaba lamparitas en su casa. La habitación estaba sumida en la más absoluta oscuridad, así que tuvo que realizar la inspección ocular utilizando una linterna. A medida que el policía escrutaba cada rincón de la habitación, su asombro iba en aumento. Pye descubrió extraños elementos entorno al cadáver: sobre las mantas, junto a la cara y entre las piernas, encontró bolsas de sal; el hombre había mezclado el mineral con su orina en diversos recipientes, y fuera, en el alféizar de la ventana, se veía un cuenco invertido que cubría una mezcla de excrementos humanos y ajo...
El cadáver encontrado pertenecía a Demetrious Myiciura, un inmigrante polaco, que 25 años antes había dejado su país para instalarse como ceramista en Inglaterra. 
Según el informe forense, Myiciura se había asfixiado con una cebolla en vinagre; el Juez de Instrucción consideró el caso como "inusual", a pesar de que existían precedentes de "personas que tragando la comida sin masticar se asfixiasen". Sin embargo el joven policía John Pye, había continuado investigando. El aspecto de la habitación, que parecía una "fortaleza contra vampiros" le llevó a consultar bibliografía sobre el tema, y en un excelente tratado de Anthony Masters titulado "Natural History of the Vampire" -editado en Inglaterra un año antes-, Pye encontró la confirmación a sus sospechas: sal y ajo son los repelentes tradicionales de los vampiros, y la mezcla en el alféizar de la ventana de Myiciura debía atraerlos, para que luego se envenenaran con el ajo. Cuando el policía puso al juez al corriente de sus descubrimientos bibliográficos, el magistrado ordenó un nuevo examen a la supuesta cebolla en vinagre, descubriendo así que en realidad se trataba de un diente de ajo. Como medida final para ahuyentar a los vampiros, el pobre y supersticiosos ceramista se había acostado con un diente de ajo en la boca, y el ajo le había causado la muerte por asfixia.

Fin de la cita. Para finalizar este pequeño recorrido por la historiografía vampírica, nos parece oportuno señalar que en la actualidad aún quedan algunas personas que creen ser vampiros, o al menos actúan como si lo fueran. De hecho, se han reportado casos de jóvenes que han malentendido juegos de rol, por ejemplo, y terminan asesinando a sus compañeros, madres o parientes, para tomar su sangre. O también se puede mencionar a los asesinos en serie, quienes se caracterizan, entre otras cosas, por beber la sangre y comer partes de sus víctimas.
Los vampiros no existen. Pero sus émulos sí. A cuidarse, entonces.

servido por Felix 2 comentarios compártelo

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

hiecen

hiecen dijo

yo sueño con ellos y me gustaria dejarlos entrar a mi hogar ya que ayer una sombra intento entrar ami alcoba y me dio frio y calor alguien sabe como derlos entrar a mi hogar

2 Agosto 2009 | 08:26 PM

corazongotico

corazongotico dijo

La mistica: de estos seres inmortales es muy envolvente, su carisma sexual y su pinta de caballeros de la noche es uffff esa fanma de buen amante y ese angustioso amor por la mortal una dulce doncella, que inspira "darle de comer mas seguido" jejejeje por lo general son languidas jiji eso es el romanticismo del vampiro....

la realidad:, seres de dudosa reputacion ya que son asexuales y algo promiscuos seres que como remoras se alimentan de "ganado humano" de preferencia y que de romantico tiene poco por que son algo abusivos. buscan mujeres de poco caracter y de facil camptura y tienen la mala costumbre de esconderce en las sombras..jejejejejej

lo cientifico: enfermedad mental donde una persona cree estar en necesidad de sangre constante, se han localizado sectas donde practican ritos satanicos y sacrificios en aras del vampirismo, en la historia y a lo largo de esta hay sin fin de personajes que han tocado los limites de la locura con estas creencia vampiricas ...

yo: me encanta hacer poemas de estos seres, comparto el lado romatico literario y me gusta las peliculas del tema y libros mi lema ( no descartar nada hasta que lo veas tu ) jejejeje ....

besitos feliz navidad ...HETEROFLEXIBLE

25 Diciembre 2009 | 01:43 AM

Escribe tu comentario


Sobre mí

Avatar de Felix

S.E.T.I. Señales de Otras Civilizaciones

Palma de Mallorca, Baleares, España
ver perfil »
contacto »
Counter
University of Phoenix

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?