Publicidad:
La Coctelera

S.E.T.I. Señales de Otras Civilizaciones

Categoría: historia

21 Junio 2010

Introducción en la historia de Nubia

Entre Egipto del mediterráneo y la sabana de la África sudanesa yace Nubia, constituyendo una transición sorprendente por su peculiaridad geográfica, histórica y socio-cultural. Hasta el siglo XX Nubia representaba un caso enigmático en cuanto a los orígenes de sus gentes, sus idiomas, etc. En realidad, Egipto está en África por Nubia .o al menos sin esta región Egipto no habría recibido la influencia del continente negro que necesitaba en la formación de su antigua civilización.

Nuba es la tierra donde convergieron la sabiduría de la antigüedad e incluso la naciente cultura de Egipto. Nadie discute la originalidad de esa cultura nubia y de sus creaciones. Nubia hizo préstamos importantes a la antigua civilización de Egipto, y gozaba de lazos culturales, económicos y políticos duraderos con Egipto, pero a pesar de todo eso prevalecía la idea de que Nubia no existía fuera del contexto histórico del Egipto faraónico, aunque Nubia nunca dejó de existir como una entidad independiente en muchas épocas de la historia, las etapas oscuras de su historia causaron muchas confusiones, y dejaron muchas ambigüedades respecto a la historia de este pueblo. A partir de principios del siglo XX se llevó a cabo varias encuestas e investigaciones arqueológicas y filológicas, sobre todo, después de construir la antigua presa de Aswan (1902 ). Se organizó una expedición desde 1907 hasta 1909 para registrar algunas de las obras que serían hundidas por el agua. La expedición trabajó de una forma esquemática sobre los cementerios ya descubiertos desde el siglo XIX , el resultado fue magnífico cuando se pudo revelar informaciones nuevas sobre los grupos nubios antiguos A, X y C ( culturas antiguas que presentaremos en la parte de la historia nubia),destacando las investigaciones llevadas a cabo en la Baja Nubia ,en Karanog , donde la expedición de la universidad de Pensylavania descubrió un cementerio meriótico sigloII a.c. y las ruinas del palacio real en un pueblo antiguo, mientras que otro equipo de la misma expedición consigue descubrir ruinas de pueblo del grupo C.

Entre 1910 y 1913 se descubrieron mas cosas en Kermel al norte de Sudan, lo que llamamos la alta nubia ,donde aparecieron los cementerios de Meroe en kuri y nuri, aparte de algunos descubrimientos en la parte egipcia. La construcción de la presa de Asuán (Presa baja) se inició en 1899 concluyendo las obras en 1902, pero resultó ser insuficiente, se procedió a la reforma de la obra entre 1907 a 1912 y posteriormente entre 1929 y 1933, momentos en los que la actividad arqueológica fue intensa, intentando salvaguardar la mayor cantidad de restos posible. En 1952 comenzó el proyecto para construcción de una nueva presa (presa alta), fue terminada en 1970. El proyecto preocupó enormemente a los arqueólogos ya que suponía la desaparición de un buen número de templos, incluido el complejo de Abul Simbel. La UNESCO inició una campaña de rescate, gracias a la que no solamente se reubicaron numerosos monumentos, se avanzó considerablemente en los conocimientos sobre la región.

Esta nueva sección de Nubia en nuestra página web procura cubrir el amplísimo período que se abre con los primeros testimonios prehistóricos de Nubia y se cierra en la actualidad, desde el sexto milenio a.c, pasando por los períodos de auge y decadencia de este pueblo que nos ha dejado la huella inolvidable de sus monumentos.

RSASGOS DE NUBIA
La tierra que se extiende de la primera a la sexta catarata.
La tierra de las rocas volcánicas negra, y la arena dorada infinita.
El río vivo que corre 1847 km. entre Khartum hasta Aswan.
La puerta de Egipto para África.
El pueblo que se sacrificó con su geografía, para dar la vida a los demás.
6000 años ampliamente exhibidos en numerosos sitios arqueológicos.

servido por Felix sin comentarios compártelo

21 Junio 2010

Etiopía, Nubia y la región de los Lagos

Anteriormente nos referimos a la evolución que habrá de conocer Nubia, ya avanzado el siglo IV al fin de Meroe. De su descomposición habrán de surgir, en la región nilótica de las cataratas, tres reinos: Nobatisa, Maqurra y Alodia. El primero se extendía al parecer al norte, entre la primera y la tercera cataratas, en el país de los Noba, y conoció su epicentro en Wadi Halfa, segunda catarata, donde diversas prospecciones, algunas recientes, han permitido estudiar varias necrópolis, en parte no profanadas por los ladrones de tumbas, algunas atribuidas a una población cristiana que vivía al sur de Ibrim y que ha sido conocida como Grupo X.
La misión española que pudo participar en algunas de las excavaciones de la campaña de la UNESCO por la salvaguarda del patrimonio nubio tras la inmersión de la zona a raíz de la construcción de la presa de Assuan, pudo asimismo recoger diversos ajuares de técnica bizantina y ornamentación de inspiración egipcia, similar a la que se pudo recoger en Meroe y Nagalo, que hace pensar en una posible decadencia de estos Noba cristianos, a través de Meroe.
Hay, no obstante, una pugna con Bizancio. Sabemos que en el 543 los Noba conocieron un intento de evangelización por parte de Justiniano, pero que también su mujer Teodora, monofisita, envió con tal fin a un monje, Juliano, quien ganó por la mano al misionero imperial y llegó a convertir al rey Noba, Silko, quien trasladando su capital desde Ballana a Faras terminaría por proclamarse rey de los nubios y de todos los etíopes.
Por los mismos años, emergerá en medio de la fértil acequia de Dongola, entre la tercera y la cuarta cataratas, el reino de Makurra, del que sólo sabemos que su capital se encontraba no lejos del valle fósil del Wadi el Milk, que permite penetrar hacia Darfur e, incluso, hasta el Chad. Makurra conocería hacia 550 la evangelización de los misioneros justinianeos, con más suerte que en Nobatia.
Más hacia el sur, en la quinta catarata, se presentaba Alodia, con capital en Soba, en el Nilo Azul, a 15 kilómetros de Jartum, reino que fue cristianizado por el obispo monofisita Longino.
Nos encontramos así con que estos tres reinos, que emergen del desaparecido Meroe, conocen el cristianismo merced a predicaciones bizantinas, más que egipcias, por lo que emplearían como lengua litúrgica y epigráfica, el griego, no el copto. Se ponen con ello las bases del llamado Cristianismo nubio que vive una particular prosperidad en los siglos siguientes, pudiendo sobrevivir hasta 1336 en Dongola y hasta 1504 en Soba, pese al impacto confesional islámico con la hegemonía árabe.
Esta lograría no sólo aislar a los reinos cristianos del Sudán nilótico, sino incluso al reino de Axum, de todo contacto con Bizancio, y más tras la destrucción de la ciudad y puerto de Adulis, lo que permite el auge del puerto de Zeila, por donde entrarán a partir de entonces -en Axum/Etiopía- diversas mercaderías procedentes de Egipto y del Índico, a la vez que se activará el comercio de esclavos, oro y marfil.
A finales del siglo X, la ciudad de Axum conocerá su golpe final a manos de la famosa reina judía Judith, conocida como Esato -la destructora-, quien tras eliminar a la dinastía reinante, reinaría durante cuarenta años, hasta el advenimiento de la dinastía Zagüe, de la tribu Agao, cristiana. Ésta, tras llevar a comienzos del siglo XII la capitalidad de Axum/Etiopía a Lasta -su provincia de origen-, adopta la escritura ghez para la lengua amharico, que pasa a ser la más importante de Etiopía. Se entra así en el que se ha llamado Medioevo abisinio con la dinastía de los Zagües, logrando cierta notoriedad el rey cristiano Lalibela -el San Luis etíope- que en 912 envió una pomposa embajada a El Cairo, construyó varias iglesias excavadas en la roca volcánica, sobre el mismo terreno, convirtió al cristianismo a varias poblaciones paganas y desde Axum trasladó su capital a una nueva ciudad que llevaría su nombre, hoy santificada por la iglesia etíope; es lugar tan frecuentado por la peregrinación como por el turismo.
Hacia 1270 parece abrirse una nueva fase de la historia etíope ya bien documentada por las crónicas. Ese mismo año, sube al trono otra nueva dinastía de origen axumita, que pretende ser descendiente del hijo nacido del rey bíblico Salomón y la famosa reina arábiga Saba. Se habla pues de una presunta restauración salomónica, de la que será artífice el monje Tekla Haimanet, hoy venerado en el santoral etiópico.
El primer soberano de esta dinastía, de nombre Yekuno Amlak (1270-1285), establecería su capital en Ankober, no lejos del emplazamiento actual de Addis Abbeba, en la provincia de Shoa. Dicho rey y sus sucesores supieron plasmar definitivamente las tradiciones y las costumbres qué habrán de configurar el reino etíope tanto en la vida civil como en la religiosa hasta nuestros días. Estos conocen la proclamación de una República, tras la desaparición del último dinasta, el emperador -Negus- Haile Selassie, que trajo consigo y con la revolución la abolición del feudalismo.
Coincidiendo con la entronización de la dinastía salomónica, diversos núcleos cristianos conferirán particular importancia a las localidades de Amhara y Shoa, lo que supuso diversas salidas comerciales etíopes al golfo de Aden, situación que a la vez beneficiaría a determinados principados musulmanes del Cuerno de África que estrecharon relaciones con las comunidades cristianas.
Los salomónidas, tras consolidar su dinastía, supieron establecer una normativa que reguló las futuras relaciones entre cristianos y musulmanes, relaciones que preocuparán a monarcas sucesivos, entre los que cabe recordar al negus Amda Seyon (1314-1344). Bajo este monarca se redacta en el monasterio de Dabra Libanós el Fetha Nagast, crónica en la que se reúnen diversas consejas para mayor gloria de la dinastía salomónica. A la vez, en otros conventos se llevan a cabo similares empresas culturales con la traducción al copto de diversos códices piadosos. Su hijo Saif Ared (1344-1372) continuaría la obra paterna, incluso empeñándose en diversas luchas religiosas.
Su sucesor, David I, logra establecer pactos con el Egipto mameluco. Posteriormente, otro monarca, Yetschak (o Isaac) (1414-1429) consigue la unificación del reino. En 1434 y a su muerte, subirá al trono Zara Jacob (1434-1468), que se empeña en reformar la vida religiosa de su Imperio y tras perseguir diversas herejías impone el culto a la Santa Cruz y a la Virgen María. Durante su reinado envía una delegación al Sínodo de Florencia (1479), y una embajada a Alfonso V de Portugal, en demanda de ayuda frente al Islam. Esta circunstancia hizo renacer en la Europa medieval la célebre conseja en torno a la existencia del que se llamó Reino del preste Juan, a quien se suponía soberano cristiano de Oriente, y que entonces se asimiló al rey de Abisinia.
De aquí que años después y desde Roma se enviase un emisario papal, Battista d'Imola, que logró llegar a Etiopía en 1482, siguiendo la ruta de Jerusalén-El Cairo y el curso del Nilo y finalmente, Adulis y Axum; pero no fue recibido en la corte por no llevar presentes al emperador. No obstante, en 1487, el rey de Portugal, entonces Joao II, decidió a su vez enviar dos emisarios por vía terrestre, Alfonso de Paiva y Pedro de Covilhao, que ya en camino hacia Oriente, tras ciertas informaciones recibidas desde Aden -Arabia-, asimilarán el casi legendario Reino del preste Juan con el del rey de Abisinia.
En el mismo Aden, los viajeros obtendrán asimismo detalles sobre la ruta a seguir para llegar a las Indias orientales. Acto seguido, se separarían. Alfonso de Paiva marchó a Etiopía, y murió durante el trayecto. Entretanto, Pedro de Covilhao había podido navegar a las Indias, a bordo de un navío árabe y después de tocar en Goa, en el Indostán, volver a Sofala, en el África oriental, desde donde enviaría una carta a su rey, don Manuel, pormenorizando su viaje y dándole cuenta de "los cargamentos de especias, drogas y piedras preciosas que tenían lugar en Calicut..."
Posteriormente y aprovechando un barco árabe, podría llegar a la corte del negus Alejandro -o Eskender- (1478-1494), que moriría poco después siendo retenido en la corte etíope por sus sucesores, mientras se llevaban a cabo negociaciones varias con vistas a una futura alianza entre Portugal y Etiopía. Sin embargo, y en el ínterin, el portugués Vasco da Gama logró, circunvalando el sur de África, abrir para Europa las rutas del Indico. Posteriormente, el soberano portugués, y a través de esta nueva vía, mandaría una nueva legación, que desembarcando en Massaua (1520) se reuniría en la corte del negus Ledna Denguel con Pedro de Covilhao. Desde este momento, Etiopía pasará a convertirse en una pieza del peligroso juego que inician cristiandad e Islam, este último a la sazón controlado por los turcos, y los portugueses empiezan a tener cierta influencia en una Etiopía amenazada por los embates musulmanes.
Fuerzas expedicionarias lusitanas mandadas por Stefano de Gama, hijo de Vasco de Gama, se enfrentarán con Mohamed Granyé, soberano de Adal, lucha en cuyo curso conoce bárbara muerte su hermano Cristóbal de Gama. Los portugueses terminarán con el reino de Adal. Pero al igual que los mismos etíopes, tendrán que sufrir la presión de los galla, que con los Danakiles, Somalíes y Bedja, no terminan por ser dominados logrando establecerse en el Shoa y el oeste abisinio, haciéndose con un poder político que habrá de perdurar prácticamente hasta el pasado siglo.
Al sudeste de la Etiopía histórica y en el retropaís, habrían de manifestarse asimismo, desde los inicios de la Edad de Hierro, diversos cambios que terminarán por afectar a varias comunidades ganaderas parlantes de un habla protosomalí. Se hallaban más o menos en contacto con pueblos bantuparlantes, los sabaki, que llegarían a establecer contacto con la zona litoral, organizados en grupos de edad. Al sur, entre los ríos Pangani y Wami, se asentarían los seuta y más allá de la cuenca del Wami, otros bantú, los ruvu.
Al interior y a partir del siglo XI, se conocen asimismo diversos asentamientos de gentes bantuparlantes, pero también de origen nilótico y cuchita, como los kwadzas, que paulatinamente van asumiendo el impacto bantú. Estos cuchitas practicarán más al interior, en las serranías del sistema del Kilimanjaro, una agricultura intensiva, que les permitirá mantener un tráfico de excedentes con los massai, pueblos ganaderos del interior.
Al norte del lago Nyassa habrán de manifestarse a su vez diversas poblaciones bantuparlantes llegadas ya del oeste, ya del sudoeste que, imponiéndose sobre habitantes más antiguos, darán lugar a hegemonías y reinos como en Nyamwanga en el siglo XVI. A su vez, en la orilla oriental, el lago Victoria conoce distintos asentamientos de bantuparlantes.
En la región interlacustre propiamente dicha y a partir del siglo X, tras el asentamiento de poblaciones bantuparlantes, habrán de configurarse diversas hegemonías políticas en las que afloran concretas tradiciones culturales que darán vida a los llamados complejo Kítara, complejo Ruinda, complejo Rwanda y complejo Kintu, y finalmente, complejo Kimera. Su historia se presenta ligada, a los territorios de Uganda (Buganda Nkole y Kítara), Rwanda y Urundi, amén de alguna zona de Tanganica y, en consecuencia, Tanzania y Kenya.
La costa oriental de África fue presuntamente conocida por navegantes alejandrinos, que daría lugar a la redacción del llamado Periplo del mar Eritreo y la integración de sus observaciones en la Geografía de Ptolomeo. No obstante, muy posiblemente se deben a los primeros viajeros árabes, y después a diversos descubrimientos arqueológicos, las primeras noticias que cabe tener del llamado país de Zandj, que al igual que Sudán venía a significar, más o menos, el país de los negros. Precisamente, la voz Zandj se perpetuará en el topónimo Zanzíbar, es decir, costa de los Zandj (en inglés Zindj, y en francés, Zendj).
Arqueólogos e historiadores se vienen preguntando sobre el origen de los más antiguos pueblos. Incluso el paleontólogo L. Leakey llegaría a bautizar al cráneo de uno de los australanthropos desvelados en Olduvai como Zindjanthropus Boisei (Boisei por De Bois, el nombre del sponsor cuya munificencia le permitiría el famoso hallazgo). Todo esto ha creado la natural confusión cronológica, más todavía cuando, muy posiblemente, el citado homínido fósil no pudo pertenecer, por existir una barrera de casi dos millones de años, a ninguna de las razas actuales, ni a las históricas.
No obstante, parece seguro que estos zandj tampoco eran de las poblaciones actuales, sino fruto de la miscegenación de varias etnias, cuyas huellas han quedado en Kenya, en Zimbabwe y en otras partes del África oriental y austral, poblaciones que conocerán un particular metamorfosis durante el I milenio d.C., con la expansión del hierro, posiblemente desde Meroe. Tempranamente los habitantes de Zandj cambiarán el hierro por el marfil de los elefantes, que los cazadores abaten en la selva, e incluso por esclavos.
Fuentes historiográficas esenciales para el conocimiento del país son los cronistas árabes El Masudi, e incluso el andaluz Al-Idrisi, quien hacia 1154, por encargo del famoso Roger II, rey de Sicilia, recopilaría un sinfín de datos sobre la actividad árabe en la costa oriental y meridional de África, subrayando el desarrollo que había alcanzado en la misma metalurgia, a la que debía su prosperidad la ciudad de Malindi, y quizá dos jornadas más al sur, la ciudad de Manisa, hoy Mombasa. Por su parte, El Masudi había señalado cómo el punto más remoto a que había llegado era Sofala, descrita como Sofala del oro, puesto que a través de dicha localidad llegaba el precioso metal de Monomatapa. Allí, asimismo, se vendía marfil, pieles de leopardo e hierro.
A su vez, dos siglos después, Ibn Battuta -muerto en 1377- nos lega unas curiosas impresiones de Zeila, junto al actual Djibuti, en la desembocadura del mar Rojo en el océano Indico. Es, según él, la ciudad más sucia del mundo, la más triste y la más maloliente por el hedor de los restos de pescado que se pudren en ella y de la sangre corrompida de los camellos sacrificados en plena vía pública.
Por entonces ya ha adquirido cierta relevancia Maqdichu -Mogadiscio-, descrita por Obid Allah Yahut, en su Diccionario de Geografía Universal, como una ciudad islámica rica e industriosa, en la que se tejen bellas telas, que llevarán el mismo nombre de la localidad y que son exportadas a todo el mundo árabe. Aquí, sin embargo, los mercaderes árabes no se limitan a comprar y vender.
Tienen sus almacenes y depósitos ya instalados, se han desposado con mujeres del país. Ello, porque cuando se dan divergencias en la península arábiga -entonces frecuentes los cismas y disputas por la misma predicación islámica-, los árabes emigraban en grupos, instalándose al otro lado del mar, en el litoral oriental africano, a la vera de la cada vez más numerosa colonia árabe. Diversa historiografía insistirá en el tema.
Así sabemos que en el 695 d.C., a raíz de un levantamiento en Omán, los vencidos que escaparon se instalaron en país Zandj, donde el príncipe Hamza sentaría las bases del sultanato de Zanzíbar.
Así también, la Crónica de Kilua relata cómo los emosaids -partidarios de Said, biznieto de Alí, yerno de Mahoma- tuvieron que huir de La Meca, refugiándose en África y fundando Mogadiscio, hacia el 740. Allí desposaron a mujeres del país, entonces sometido a un señorío galla. Asimismo se registraría cómo en el 834 los jatts o zotts, fugitivos del delta del Eufrates -hoy en Irak-, se instalaron en la isla de Sokotora y vivieron de la piratería, profesión lucrativa teniendo en cuenta el pujante tráfico comercial.
En el 920, seis hermanos procedentes de El Haza, costa de Omán, tripulando tres barcos, toman Mogadiscio y expulsan a los descendientes de los emosaids, que habrán de huir al desierto integrándose con los caravaneros somalíes.
Menudean así tradiciones y relatos más o menos legendarios en que el gentilicio árabe se utilizará para designar a inmigrantes de diversa extracción, procedentes de la península arábiga, de la misma forma que pasó en el mundo clásico con el gentilicio fenicio y en la actualidad con el del libanés que se utiliza para designar genéricamente al mercader blanco, procedente de la costa siriopalestina.
Otro caso singular es el de los sohirasi, gentilicio con el que se habrá de nombrar a los descendientes de Alí ben Sultán. Hassan ben Alí, hijo de un sultán de schiras y de una esclava negra, fue desheredado quizá por prejuicios raciales por sus propios hermanos, nacidos de otra madre. Este príncipe tuvo que abandonar Persia y establecerse con seis hijos y varios centenares de allegados y colonos en el litoral africano. Allí, tras adquirir una isla, fundó la factoría de Kilua, matriz de otros establecimientos que irán surgiendo a lo largo de la costa. De esta forma, ya en el siglo XII, los schirasi se han hecho con el monopolio comercial, y el sultán de Kilua, en una genial iniciativa, es el primero en poseer ceca propia y acuñar monedas de cobre, cuando todo el mundo trocaba los géneros. En 1332, Kilua será visitado por Ibn Batuta, que le deja una buena impresión. Por entonces, es una localidad en la que ha florecido una civilización melanoafricana de mayoría zandj.
Por estos años el tráfico con el Indostán, que se conocía desde el Bajo Imperio por Ptolomeo Evergetes, había alcanzado un gran auge, al aprovechar para la navegación las corrientes monzónicas estacionales. Se comerciaba así con toda clase de género, particularmente marfil, textiles, colorantes y perlas y los cargamentos llegados de las Indias orientales, vía Cambay -Calicut-, eran redistribuidos a lo largo de todo el litoral hasta Sofala, donde en 1140, los schirasi habían fundado el primer "hipermercado" del África oriental, utilizando pequeñas embarcaciones (zambucas).
Por aquí, muy posiblemente, llegó a África en tiempo inmemorial la musa paradisiaca -el banano- y el cocotero. Desde hace prácticamente un siglo, en que se inició la exploración arqueológica de la zona, se han encontrado en todo el ámbito restos de porcelana y monedas chinas, a datar en la época Sung. Con su tráfico se pagaban en parte las mercancías africanas que, ya desde el siglo XII, se exportaban al Celeste Imperio en cantidades considerables. Se ha podido saber incluso que el 1115, en montante de tales importaciones a China se elevó a 500.000 unidades de cuenta, de las que el emperador retenía el 30 por 100, en concepto de tasas de aduanas.
También ha podido saberse que en 1415 y desde Malingui -hoy Kenya-, llegaron a Pekín varios embajadores africanos que, dos años después, retornaron bajo la escolta de un tal Tacheng Ho, almirante imperial. Por entonces, los viajes chinos en juncos al África no eran muy corrientes y se hacían mediante escalas comerciales en distintos puertos árabes. Por otra parte, se ignora la existencia de factorías chinas en territorio africano, por lo que el tráfico debió de ser casi siempre de iniciativa afroíndica.
A raíz de la expansión lusitana y la navegación europea por el Índico, el Celeste Imperio parece cerrarse a toda penetración extranjera, e incluso se prohíbe construir navíos de más de dos mástiles, actividad en la que China había sido pionera. En 1525, se mandará destruir los navíos de alto bordo que quedan. Se clausura así un tanto inexplicablemente una relación secular entre el litoral oriental africano y el Celeste Imperio.

servido por Felix sin comentarios compártelo

21 Junio 2010

Nubia , Star wars

Nubia era un pequeño mundo templado localizado en el sistema Nubus en la parte externa de los Mundos del Núcleo. Ahí se localizaba el cuartel general de Nubian Star Drives, Inc., desarrolladores de partes para naves espaciales, incluyendo el hiperimpulsor de los cruceros de Naboo. También era el cuartel general de Industrial Automaton, TradeCo, Inc., y la masiva PharmCorp. Aunque no estaba fuertemente urbanizado y tenía un paisaje y economía relativamente rurales (para los estándares de los altamente desarrollados Mundos del Núcleo), a Nubia siempre se le consideró merecer el título de 'Mundo del Núcleo' y todas sus connotaciones asociadas. Era considerado un planeta cuya población apreciaba una gran belleza (simbolizada por sus gráciles naves espaciales) y una relación cercana con el ambiente natural de su mundo, al igual que disfrutaba el estilo de vida e intereses cosmopolitas de sus contrapartes en planetas como Coruscant y Kuat. Nubia pudo haber sido el mundo natal del ronto. Su capital era Ciudad Nuba.

Contenido

[ocultar]

editar Características geográficas

 

Océanos poco profundos separaban los dos continentes de Nubia, que consistían de campos divididos por masivas cordilleras montañosas. Nubia era un planeta autosuficiente y que gozaba de abundancia. Su superficie carecía de agua, pero gigantescos acuíferos subterráneos eran bombeados a la superficie, permitiendo la irrigación de campos que de otra forma serían áridos. Las temperaturas cálidas del planeta y su larga temporada de siembra proporcionaban grandes granjas agrícolas. Las montañas, con ricos depósitos de minerales, incluyendo el bronzium, estaban llenas de pequeños pueblos mineros y atraían negocios y manufactura de toda la galaxia. Las áreas secas no útiles para la minería o la agricultura eran empeladas para construir ciudades.

editar Cultura

Entretenimiento en Nubia.

Los nubianos, la mayoría humanos, trabajaban duro, como sus ancestros colonos. Su mundo era un semillero de negocios, recursos naturales y manufactura. Para recuperarse del estrés de un largo y duro día de trabajo, los nubianos también jugaban duro. Las ciudades estaban llenas de lugares con todo tipo de entretenimiento: apuestas, cantinas, teatros, pistas de carreras de swoops y pods, y lugares para dos deportes totalmente nubianos: carreras de rontos y grav-ball. Nubia era un bastión de apreciación en los Mundos del Núcleo para el deporte de adrenalina del podracing, considerado bárbaro para los otros civilizados planetas centrales de la galaxia, usualmente confinados a los Bordes Medio y Exterior. La pista de rontos más grande y famosa era Tallera Downs. También había un vasto sistema de transporte público (suprementado por la empresa privada) de cloudbuses, airspeeders que llevaban docenas de personas entre los pueblos mineros aislados, granjas inmensas, ciudades y estaciones orbitales.

editar Historia

 

Nubia fue colonizado por resistentes colonos humanos aproximadamente en el 22.000 ABY, después del descubrimiento de grandes acuíferos subterráneos. Instalando bombas masivas para llevar agua a la superficie, ellos crearon un mundo habitable instantáneamente: 'Sólo añada agua'. Esto pronto incitó a los colonos a asentarse, y en pocas décadas Nubia se convirtió en un poderoso planeta agrícola. Pronto se estableció una democracia organizada para gobernar al planeta. A pocos les importaba que el gobierno fuera corrupto, con oficiales títeres nombrados mediante elecciones arregladas. El líder verdadero era el líder de PharmCorp, un hutt llamado Prall. Con el tiempo, muchos planetas desearon los recursos de Nubia, pero tenían que luchar con el gobierno secreto que gobernaba ese mundo.

Cuando el Imperio Galáctico ascendió al poder, deseó la masiva producción de granos de Nubia para aimentar sus esfuerzos bélicos. El Imperio también temió que Nubia Star Drives Inc. pudiera ser utilizado por la Alianza Rebelde para manufacturar naves, así que puso un Star Destroyer clase Imperial en órbita sobre el planeta e instituyó ley marcial en la superficie. En pocas horas, los stormtroopers patrullaron en las calles y un gobernador Imperial asumió la autoridad.

Cuando el Imperio fue derrotado, la Nueva República devolvió a Nubia su gobierno original y le dio al planeta un lugar de consejo en el Senado. Sin embargo, la Nueva República trató de deshacerse de todos los Imperiales del sistema, con lo que algunos creyeron que la Nueva República era peor que el Imperio.

editar Entre bastidores

  • En La Amenaza Fantasma, la Nave Real de Naboo es referida como "nubiana", con lo que muchos fans asumieron que "nubiano" era una forma adjetiva alterna de "naboo". No obstante, fuentes posteriores identificaron a Nubia como un planeta aparte, por lo que las similitudes homofónicas entre ambos mundos son coincidencias.
  • En la Tierra, Nubia es una región del sur de Egipto y el norte de Sudán en los bancos del Nilo, llamada "Cush" por los egipcios. El planeta era renombrado por sus hermosas naves espaciales de cromo y plata, mas la región antigua era la fuente principal de oro de Egipto (la antigua palabra egipcia para oro era "nub"). Nubia/Cush, y las tierras altas de Etiopía arriba, eran las fuentes de las dos ramas del río Nilo, que le dio vida a Egipto. El planeta tenía agua "dadora de vida" bajo la superficie.

servido por Felix sin comentarios compártelo

21 Junio 2010

NUBIA

Nubia

En el libro Historia de los Egipcios de Isaac Asimov

Un Egipto unificado comenzó de nuevo a hervir de actividad. Se continuó la construcción de pirámides, y tanto Amenemhat I como su hijo fueron enterrados en unas erigidas cerca de Lisht. Amenemhat I reafirmó el poderío egipcio en el Sinaí, continuó comerciando con el Sur y puso a los nobles bajo control. Parecía como si todos los males del siglo oscuro hubieran sido superados, pero nada se supera del todo nunca. Los monarcas del Imperio Medio no dispusieron nunca del poder total de los del Imperio Antiguo. Los nobles del Imperio Medio no fueron nunca completamente domados.
Aún así, la XII dinastía, como la IV, constituyó una «edad de oro», y si las pirámides fueron más pequeñas, el arte fue más elaborado. Algunas de las joyas de las tumbas del Imperio Medio consiguieron escapar a ladrones y sobrevivir hasta nuestros días para ser descubiertas por los hombres actuales, que pudieron admirar la delicada belleza de sus complicados detalles. En las tumbas se colocaron miniaturas, modelos en madera pintada, que representaban tridimensionalmente la vida del difunto; y en 1920 se descubrió un escondrijo intacto de este tipo en una tumba de Tebas. En muchos sentidos, el refinamiento de estas pequeñas obras de arte resulta más agradable que la magnificencia, a veces opresiva, de los grandes monumentos.
La producción literaria del Imperio Medio alcanzó también elevadas cotas. De hecho, posteriormente los egipcios consideraron la época de la XII Dinastía como el período clásico de la literatura. Por supuesto, muy poco ha llegado hasta nuestros días. Y sólo Dios sabe hasta qué punto lo que sobrevive (a través de los accidentes de la Historia) puede compararse con lo que desapareció.
Por primera vez, se escribió una literatura de tipo secular (esto es, distinta de los mitos y de la literatura religiosa). O, al menos, por primera vez obras de este tipo logran sobrevivir hasta nuestra época, proporcionándonos el ejemplo más antiguo de este género de literatura.
En ellas hay emocionantes historias de aventuras con toques de fantasía, como ocurre, por ejemplo, en el cuento del náufrago que encuentra una serpiente monstruosa. Tenemos «El cuento de los dos hermanos», que nos recuerda un relato de Las mil y una noches y que puede haber inspirado algunas partes del cuento bíblico de José. Y el «Cuento de Sinuhé» que nos ha llegado casi intacto y que narra la historia de un exiliado egipcio y de su vida entre las tribus nómadas de Siria. Su interés reside, sin ninguna duda, en su exótica localización y en su descripción de costumbres extrañas para los egipcios.
La ciencia también avanzó. Cuando menos, se ha descubierto un documento, llamado el Papiro Rhind, que, aparentemente, es una copia de un original escrito en la XII Dinastía. Este documento explica cómo operar con fracciones, calcular áreas y volúmenes, etc. Las matemáticas egipcias eran muy empíricas y parecen haber consistido en una simple expresión de reglas aplicadas a casos individuales (como las recetas de un libro de cocina), sin la hermosa generalización desarrollada trece siglos después por los griegos. Aunque, por supuesto, nos encontramos en desventaja para juzgarlas al conocer sólo el Papiro Rhind. No sabemos lo que pueden haber contenido los documentos perdidos para siempre.
Además acaecieron ejemplos de lo que posteriormente llegaría a ser llamada Literatura del Sentido Común que son colecciones de doctos refranes y de máximas dirigidas a orientar a los jóvenes en la vida. El ejemplo más familiar es el libro bíblico de los Proverbios. Sin embargo, hay equivalentes egipcios que son por lo menos mil años más antiguos. Una de estas series se atribuye al propio Amenemhat I y se supone que es un conjunto de exhortaciones a su hijo, enseñándole cómo ser un buen rey . En ella Amenemhat hace algunas amargas observaciones suscitadas quizá por un atentado contra su vida por parte de algunos funcionarios de la corte .
Es posible que Amenemhat fuese asesinado, pero si fue así, esto no significó ningún cambio en la dinastía, pues fue sucedido por su hijo Senusret I, para el que, según la leyenda, había escrito su colección de doctos refranes. El nuevo monarca, que reinó del 1971 al 1928 antes de Cristo, nos es mejor conocido por la versión griega de su nombre, Sesostris.
Sesostris I dirigió hacia el exterior las energías del Imperio Medio y se convirtió en el primer rey egipcio que realizó importantes conquistas en el extranjero.
Un lugar lógico de expansión fue el sur, las tierras centradas alrededor del curso del río Nilo, aguas arriba a partir de la Primera Catarata. Los reyes egipcios habían tenido relaciones comerciales con estas tierras desde los tiempos de Sneferu, siete siglos antes, pero indiscutiblemente este comercio había sufrido interferencias periódicas por parte de las tribus hostiles. Sneferu había efectuado incursiones hacia el sur para proteger el comercio y lo mismo había hecho Pepi II, de la Sexta Dinastía.
Sesostris creyó que con una conquista a gran escala del territorio y colocándolo bajo un completo control egipcio, el comercio podría facilitarse y con ello aumentar el bienestar y la prosperidad de Egipto.
La decisión de Sesostris hizo que las regiones al sur de Egipto conociesen el momento histórico más brillante de que habían gozado hasta ese momento (aunque, probablemente, ésta es una pobre compensación por haber tenido que sufrir una invasión). Los egipcios y los escritores bíblicos conocían estas tierras del sur con el nombre de Kush. Sin embargo, para los griegos llegarían a ser conocidas como Etiopía, término derivado posiblemente de una expresión que significaba «cara quemada», que hacía referencia a la coloración negroide de sus gentes (por otra parte, el nombre puede provenir de la distorsión de la misma palabra que dio lugar a «Egipto»).
Pero «Etiopía», aunque utilizada comúnmente por los modernos historiadores de Egipto para referirse a la región, es un nombre especialmente engañoso, pues en los tiempos modernos se ha aplicado a un país muy al sudeste de la antigua Etiopía de los griegos. El país que en tiempos modernos ocupa la sección del Nilo al sur de la Primera Catarata es Sudán (palabra árabe que significa «negro», por lo que el origen de ese nombre es el mismo que el de Etiopía). Con todo, el Sudán moderno se extiende por grandes zonas más allá de las antiguas regiones sobre las que estamos discurriendo.
Así pues, el nombre más apropiado y el único que se utilizará será Nubia. Este nombre se aplica directamente a la región en cuestión y no a ninguna otra y no puede ser confundido con cualquier otro término aplicado en la actualidad a ningún país contemporáneo. La palabra deriva de un término nativo que significa «esclavo», lo cual quizá describe la suerte a la que se vio sometida la población por parte de primitivos invasores de la región.
Si Sesostris I tenía intención de comenzar una carrera de conquistas, necesitaba un ejército, pero no tenía gran cosa. Egipto gracias a su seguridad, no contaba con una tradición militar. El ejército del Imperio Antiguo era pequeño y estaba precariamente armado, apenas mejor que uno de la guardia real o el equivalente de una policía local. Era suficiente para mantener el control sobre las mal organizadas y primitivas tribus que ocupaban el Sinaí. Incluso en el Imperio Medio, los ejércitos -que habían aumentado en número y mejorado su equipo como resultado de las luchas civiles durante el siglo de anarquía-, no habrían podido enfrentarse con los ejércitos de las potencias asiáticas del Este, más allá de los horizontes egipcios. Sin embargo, Nubia estaba habitada por pueblos primitivos, que ni tan siquiera se encontraban en situación de rechazar ejércitos tan poco impresionantes como los egipcios.
Por ello, Sesostris I pudo superar con sus fuerzas la Primera Catarata, construir fuertes a lo largo del Nilo, dejar contingentes de ocupación a lo largo del trayecto hasta la Segunda Catarata, doscientas millas río arriba de la Primera. Los reyes posteriores de la dinastía penetraron aún más profundamente hacia el Sur, y con el tiempo establecieron puestos comerciales en la Tercera Catarata, que se encontraba a otras doscientas millas más allá.
Indudablemente, los egipcios se enorgullecían de esta exhibición de poder a costa de un pueblo vecino mal armado e incapaz de rechazarlos. (A nivel nacional, parece que siempre se concede un gran valor al hecho de derrotar a alguien más débil). Quince siglos después, cuando Heródoto visitó Egipto, los egipcios estaban dolidos de su propia debilidad y los sacerdotes sólo podían refugiarse en un pasado mítico. Exageraban las hazañas de los monarcas conquistadores del pasado y pretendían que éstos habían conquistado la totalidad del mundo conocido. ¿Y cuál era el nombre que daban a este mítico conquistador egipcio? Sesostris.

servido por Felix sin comentarios compártelo

18 Junio 2010

Egiptomania

EGIPTOMANIA - EL FASCINANTE MUNDO DEL ANTIGUO EGIPTO

Descripción: 1 - Tutankhamón, el Joven Faraón

Este DVD muestra la historia del hallazgo arqueológico más espectacular de todos los tiempos y de los dos hombres que lo hicieron posible, Howard Carter y Lord Carnarvon. En 1922, sus excavaciones en el Valle de los Reyes condujeron al descubrimiento de la tumba inviolada de Tutankhamón, donde se encontró un fabuloso tesoro que desde entonces ha admirado al mundo.

2 - Ajenatón, el Faraón Rebelde

A finales de la dinastía XVIII, el faraón Amenhotep IV impuso el culto a un dios único, Atón, y cambió su nombre por el de Ajenatón. Al mismo tiempo trasladó la capital egipcia de Tebas a Fijetatón, ciudad recién fundada que actualmente se conoce como Tell el-Amarna. Con ello se inició la revolución amarniense, que alteró profundamente todos los aspectos de la vida del país.

3 - Hatshepsut, la Reina que se Convirtió en Rey

Hatshepsut fue una de las pocas reinas del antiguo Egipto que ostentaron el título de faraón. Era hija de un rey y esposa de otro rey, pero aspiraba a más. Este DVD relata la historia de un logro increíble, de un deseo secreto y de una encendida ambición. La historia de una mujer que quiso conseguirlo todo y que dejó para la posteridad un impresionante legado artístico.

4 - Cleopatra, el Poder de la Seducción

Cleopatra es una de las figuras del antiguo Egipto que más interés ha despertado en todos los tiempos. Este DVD presenta los hechos más destacados de la vida de la última reina de Egipto, desde su primer encuentro con Julio César, cuando tan sólo contaba 19 años, hasta el suicidio de la reina tras la derrota de Egipto frente a Roma, sin olvidar su apasionada relación con Marco Antonio.

5 - El Oasis de las Momias Doradas

En 1999 tuvo lugar el espectacular descubrimiento de un centenar de momias suntuosamente decoradas en el oasis de Bahariya, en el oeste de Egipto. Los trabajos arqueológicos llevados a cabo posteriormente en este yacimiento han aportado valiosísima información sobre la historia de Egipto en los años que siguieron a la conquista de Alejandro Magno. Las cámaras han entrado en la principal tumba de Bahariya para mostrar en este DVD los secretos de las momias doradas.

6 - Nefertiti, la Misteriosa Reina de Egipto

Se ha dicho que Nefertiti, esposa del faraón Ajenatón y madrastra de Tutankhamón, fue la mujer más bella de la Antigüedad. Su figura, envuelta en misterio, ha fascinado siempre a los egiptólogos. Este DVD relata la teoría según la cual en el Valle de los Reyes aún quedaría una tumba sin descubrir y ésta sería la de la hermosa Nefertiti. La teoría se basa en pistas escondidas en el tesoro de Tutankhamón que hasta ahora habrían pasado desapercibidas.

7 - Esnofru, el Rey de las Pirámides

En la persona de Esnofru confluían el genio y una increíble determinación. Este DVD ofrece una aproximación biográfica que pone de manifiesto ambas características del faraón, que convirtió Egipto en una gran potencia internacional y enseñó a los egipcios a construir pirámides. Para que le sirvieran de última morada, Esnofru erigió tres de estos grandes monumentos funerarios, uno en Meidum y dos en Dahshur, de los cuales se ofrecen sorprendentes imágenes.

8 - Alejandría, la Séptima Maravilla del Mundo

Este DVD muestra las investigaciones llevadas a cabo por un equipo francés de arqueología submarina para rescatar de las aguas los restos de Alejandría, la ciudad más famosa de la Antigüedad. En el transcurso de los trabajos fueron devueltas a la superficie diversas estatuas de gran valor, probablemente pertenecientes al monumental faro que se levantaba en el puerto y estaba considerado la séptima maravilla del mundo antiguo.

9 - Los Secretos de los Faraones

Interesante reportaje sobre las excavaciones realizadas en una necrópolis egipcia y el estudio del ADN de las momias encontradas. Los componentes del equipo de arqueólogos encargados de los trabajos reflexionan sobre la posible contribución de los estudios genéticos al establecimiento de genealogías fiables de los faraones.

10 - Los Herederos de Champollion

Jean-François Champollion, que devolvió la vida al antiguo Egipto al descifrar los jeroglíficos a partir del estudio de la piedra de Roseta, se encuentra en el origen de la gran tradición de la egiptología en Francia. Este DVD alterna extractos del diario del famoso egiptólogo con escenas del actual montaje de la sección egipcia del Museo del Louvre, de París.

11 - Las Mansiones de los Espíritus

Los templos no sólo se levantaban en honor de los dioses, sino que también eran monumentos dedicados a los difuntos y el centro de las principales actividades de los antiguos egipcios. Este DVD realiza un interesante recorrido por algunos de los más importantes templos egipcios, empezando por el gran templo de Karnak, cuyos sacerdotes eran los personajes más importantes del país después del faraón.

12 - Rameses II, y la Olvidada Tumba de sus Hijos

El poderoso faraón Rameses II construyó algunos de los monumentos más colosales de todos los tiempos, entre ellos el grandioso Rameseo, su templo funerario; el templo de Abu Simbel, y la tumba conocida como KV5, destinada a sus numerosos hijos y la mayor del Valle de los Reyes. Tras ofrecer una visión de la impresionante actividad constructiva del faraón, este DVD penetra en los pasadizos y estancias de esta tumba largo tiempo olvidada y nos muestra sus secretos recién desvelados.

13 - La Vida Cotidiana en el Antiguo Egipto

Conocemos con detalle las hazañas de los faraones gracias a los textos y relieves grabados en obeliscos, templos y sarcófagos, pero es mucho menos lo que sabemos de la vida de los millones de egipcios que vivieron bajo su autoridad. Este DVD nos aproxima a la vida cotidiana de agricultores, comerciantes y sacerdotes, y nos ofrece una amplia visión de las actividades de los obreros que trabajaron en el Valle de los Reyes y del poblado donde vivieron, Deir el-Medina.

14 - La Muerte y al Viaje al Más Allá

La seguridad de que la vida tenía continuidad en el Más Allá está en los cimientos de la cultura del antiguo Egipto. Esta convicción llevó a la construcción de pirámides y al perfeccionamiento del proceso de momificación, y es a causa de ello que sabemos más sobre la muerte que sobre la vida cotidiana a orillas del Nilo. Los diversos tipos de enterramiento y los ritos funerarios son algunos de los temas tratados en este DVD, que, además, ofrece espectaculares imágenes de las momias descubiertas recientemente en el oasis de Bahariya.

15 - Egipto Manía, la Fascinación de Egipto

La egiptomanía no es un fenómeno moderno. El interés por el Egipto faraónico puede encontrarse ya en Roma y, desde entonces, particularmente a partir del siglo XVIII, los modelos egipcios se han difundido por todo el mundo. Este DVD nos proporciona una documentada y divertida visión de la fascinación que siempre ha ejercido el antiguo Egipto.

16 - El Museo Egipcio de El Cairo

Este DVD presenta un completo documental sobre el Museo Egipcio de El Cairo, donde se conserva la más rica colección de piezas del Egipto faraónico que existe en el mundo. El reportaje se inicia con el relato de los orígenes del museo, luego se visita el taller de restauración y finalmente se muestran las obras más relevantes que se exponen, empezando por el Período Predinástico y siguiendo por los diferentes períodos de la historia del antiguo Egipto.

17 - Aventureros y Saqueadores

Tras la invasión napoleónica de Egipto, los primeros viajeros europeos comenzaron a excavar tumbas con el fin de vender sus tesoros a coleccionistas y museos. Los hallazgos de aquellos improvisados egiptólogos devolvieron a la luz los restos de una civilización que utilizaba un incomprensible sistema de escritura. El hallazgo de la piedra de Roseta, con un texto en caracteres jeroglíficos, demóticos y griegos, permitió descifrar la escritura egipcia hacia 1828. Entonces los antiguos egipcios nos hablaron por primera vez.

18 - Del Saqueo a la Conservación

Tras las primeras expediciones a Egipto, se extendió por todo el mundo la pasión por su cultura milenaria. Francia, Inglaterra, Italia y Alemania compitieron por llevarse las mejores piezas del arte faraónico. Pero, con el paso del tiempo, los hombres que se encargaron de este trabajo pasaron de ser meros buscadores de tesoros a convertirse en protectores de los hallazgos, como fue el caso de Auguste Mariette, que empezó abriendo sepulcros con dinamita y más tarde fundó el Museo de El Cairo.

19 - El Triunfo de la Ciencia

A las puertas del siglo XX, la arqueología se convirtió en una verdadera ciencia. Howard Carter protagonizó uno de los acontecimientos más espectaculares de la arqueología moderna: el decubrimiento de la tumba de Tutankhamón y sus maravillosos tesoros. Al mismo tiempo, en el sur, George Reisner descubrió la relación del antiguo Egipto con Nubia. Se ha llegado así hasta nuestros días, en que son los propios egipcios los encargados de preservar y estudiar su pasado.

20 - Sudán, Reinos del Nilo

Situado en el lugar donde se cruzan las rutas que unen el Mediterráneo con África y el Mar Rojo con el Sahara, Sudán ha visto florecer poderosos reinos y refinadas culturas. Este DVD sigue los pasos del naturalista francés Frédéric Cailliaud, que visitó el país en 1820, y muestra los fascinantes restos de las antiguas civilizaciones.

21 - El Museo Británico de Londres

Este DVD muestra la vida del faraón y de los altos funcionarios de la administración faraónica durante el Imperio Nuevo, recreada a partir de los innumerables objetos custo-diados en el Museo Británico de Londres. La reconstrucción de las actividades de la elite de la sociedad egipcia se ambienta en los monumentos de la época que todavía se mantienen en pie.

22 - Rameses, el Preferido de los Dioses

Bajo el largo reinado de Rameses II, Egipto alcanzó las más altas cotas de poder y construyó algunos de los monumentos más espectaculares de todos los tiempos. Los restos de estos monumentos y diversos objetos de la época conservados en los museos contribuyen a dar forma a la interesante aproximación biográfica que ofrece este DVD.

23 - El Regreso al Valle de los Reyes

Tras el descubrimiento de la tumba de Tutankhamón en 1922, varios de los participantes en la hazaña fallecieron en extrañas circunstancias. Uno de ellos fue Lord Carnarvon, que financiaba las excavaciones y que murió a causa de la infección de una picadura de mosquito. Se habló entonces de la maldición del faraón. En este DVD, el bisnieto de Lord Carnarvon desafía la maldición y visita la tumba. Al mismo tiempo, se interesa por las excavaciones de otra tumba, la de Senneferi, alto funcionario de la corte.

24 - En Busca del Faraón Perdido

Hace cuatro mil años, el faraón Usirkare, de la VI dinastía, alcanzó el poder en oscuras circunstancias. Tras un corto reinado, su rastro fue borrado de relieves y jeroglíficos, y hoy es prácticamente desconocido. Este DVD muestra los trabajos arqueológicos realizados en la zona sur de Saqqara en un intento de descubrir la tumba del faraón, así como el hallazgo de la mastaba de un importante sacerdote y su esposa, que tuvo lugar en el transcurso de la campaña.

25 - Los Misterios de la Esfinge

La esfinge de Guiza es uno de los monumentos más espectaculares de la Antigüedad y, desde tiempos remotos, ha despertado la curiosidad de viajeros y científicos. Sin embargo, aún hoy encierra muchos enigmas sin respuesta: ¿quién la construyó? ¿cómo se hizo? ¿qué representa? ¿esconde algún secreto bajo su base? Las teorías que se han expuesto tanto sobre su construcción como sobre su posterior deterioro son diversas y quedan reflejadas en este interesante DVD.

26 - La Piedra de Roseta

Durante cientos de años, cualquier intento de conocer la historia del antiguo Egipto se vio frustrado por la imposibilidad de leer los jeroglíficos. Pero en 1799, se descubrió la llamada "piedra de Roseta", escrita en tres tipos de caracteres: jeroglíficos, demóticos y griegos. Este DVD narra el hallazgo de esta famosa piedra, la lucha por poseerla y los estudios realizados hasta que Jean-François Champollion encontró la clave de su desciframiento, logrando así acceder a la lectura de los jeroglíficos.

27 - Alejandría, la Ciudad de los Muertos

Alejandría fue una de las ciudades más importantes de la Antigüedad y hoy es la segunda ciudad de Egipto. La adecuación de su trazado urbano a las necesidades de nuestros tiempos hace aflorar constantemente restos del glorioso pasado de la urbe. Este DVD muestra las primeras excavaciones realizadas en la necrópolis alejandrina, la Ciudad de los Muertos.

28 - El Verdadero Rey Escorpión

El rey Escorpión es una de las figuras más apasionantes del antiguo Egipto. Mucho antes de que se construyeran las pirámides, este rey surgió del caos y puso las bases de un imperio que perduraría miles de años. En este DVD usted conocerá la verdadera historia del creador del Egipto faraónico en la medida que los más recientes hallazgos arqueológicos permiten reconstruirla y visitará los lugares donde estos hallazgos han tenido lugar.

29 - El Palacio de Cleopatra

Este DVD muestra los trabajos de arqueología submarina realizados por el francés Frank Goddio en el puerto de Alenjandría. Con la ayuda de sofisticado material y un equipo de buceadores expertos, Goddio ha revisado la topografía del puerto antiguo y ha descubierto diversos elementos escultóricos y arquitectónicos de la isla de Antihorros, donde tuvo su residencia Cleopatra, la última reina de Egipto.

30 - Los Destinos de Alejandría

Interesante reportaje sobre los descubrimientos realizados por Jean-Yves Empereur en la milenaria ciudad de Alejandría. Las excavaciones realizadas por el arqueólogo francés han contribuido en gran medida al conocimiento de la estructura y de algunos de los monumentos más representativos de esta ciudad en tiempos de los faraones ptolemaicos y en los primeros años de la dominación romana.

31 - La Momia Perdida de Imutes

Imutes, el hombre que fue convertido en dios, llegó a ser en vida, entre otras cosas, un genial arquitecto, un experto embalsamador y un gran médico. Revolucionó la medicina de su época, avanzándose al padre de la medicina moderna, Hipócrates. Tras su muerte fue divinizado y así lo reflejan los jeroglíficos encontrados. No obstante, nunca ha llegado a encontrarse su tumba, pese a la icansable búsqueda de muchos arqueólogos.

32 - Rameses III, Más Allá del Mito del Faraón

Apasionante visión de la vida de Rameses III, el último gran faraón del Imperio Nuevo. Durante su reinado tuvieron lugar importantes sucesos: la lucha contra los denominados "pueblos del mar", que intentaron penetrar en Egipto a través del Delta; la primera huelga documentada de la historia, y el llamado "complot del harén", que pretendía entronizar a un hijo del faraón que no tenía derecho a la sucesión directa.

servido por Felix sin comentarios compártelo

18 Junio 2010

Esculturas antiguas

Esculturas antiguas de la Tierra encontrados en la selva amazónica
31 de diciembre 2009 2:05 PM EST

Los ecologistas se quejan de la tala de la selva amazónica. Pero un regalo inesperado y ha aparecido: Debajo de la selva aclaró arqueólogos están descubriendo misteriosos dibujos geométricos tallados en la tierra.

Con la ayuda de imágenes...........
INFORMA PARA UNIFAGRUPO Y EL MUNDO
ADOLFO GANDIN OCAMPO
Open in new window

de satélite de Google Earth, los arqueólogos brasileños están encontrando cada vez más de las tallas de la tierra, llamada geoglifos, en la selva amazónica.

Open in new window

Según un reportaje sobre el medio ambiente blog TreeHugger, los geoglifos se cree que han sido esculpidas por antiguos pobladores de la región amazónica a unos 700 años atrás, cuando su propósito es aún desconocido. Hasta ahora, cerca de 300 geoglifos han sido identificados, pero con los avances en las imágenes por satélite - y una mayor deforestación de la cobertura de la selva - los científicos esperan descubrir muchos más de estos extraños diseños geométricos.

El sitio web de la CITES líder geoglifo científico Alceu Ranzi. Su último descubrimiento consta de cinco conjuntos de formas geométricas, con círculos, cuadrados y líneas que mide más de un kilómetro de un extremo a otro.

Ranzi explicó que los geoglifos son difíciles de localizar desde el suelo, la llegada de Google Earth y fácil acceso a los datos de los satélites, ha facilitado mucho su tarea.

"No se ve en el campo. Hay una diferencia en el color de la hierba, pero es muy delgada. Si no hay imágenes de satélite, no habría posibilidad [de hacer estos nuevos descubrimientos]."

OTRA FUENTE
Debido a que son difíciles de ver desde el suelo, la mayoría de los geoglifos pasó desapercibida por la población local. Fotografías a través de Diego Gurgel

Con la ayuda de imágenes de satélite de Google Earth, Que pronto los arqueólogos en Brasil será encontrar más y más grandes diseños geométricos tallados en el terreno en el Selva Amazónica. El geoglifos Se cree que han sido esculpidos por los pueblos antiguos de la región amazónica, a unos 700 años atrás, aunque su propósito es aún desconocido. Hasta la fecha, cerca de 300 geoglifos han sido identificados, pero con los avances en imágenes de satélite - y el aumento de desmonte de la selva cobertura - los científicos esperan descubrir muchos más de estos extraños diseños geométricos.

Uno de los factores que contribuyeron al ser tantas geoglifos no detectados con anterioridad a la ayuda de satallites es su enorme tamaño. Según el principal científico geoglifo Alceu Ranzi, Sus últimos descubrimientos - cinco conjuntos de formas geométricas, con círculos, cuadrados y líneas - puede medir más de un kilómetro de un extremo a otro.

Usted no las ve en el campo. Hay una diferencia en el color de la hierba, pero es muy fina. Si no hay imágenes de satélite, no habría ninguna posibilidad [de hacer estos nuevos descubrimientos].
Porque han sido tan difícil de encontrar, los geoglifos primero no fueron descubiertos hasta los años 1970. Desde entonces, los científicos han estado tratando de reconstruir lo que significado que puede haber tenido que Amazonians antiguo. Lo que nunca, el objetivo podría haber sido, hay una cosa que es cierta: las antiguas civilizaciones de la selva eran más numerosos y sofisticados de lo imaginado.

Según un informe de Globo, Las marcas nuevas fueron descubiertos porque la cobertura de la selva había sido trasladado a causa de la deforestación en la Amazonia. Estas estructuras son profundos, con ranuras son tan grandes como 12 metros de ancho y cuatro de profundidad, pero se cree que fueron construidas cuando abundaba la selva - lo que haría su construcción más difícil.

Ranzi parece abierto a otras posibilidades:

¿Era realmente bosque [cuando se construyeron los dibujos], o lo que ocupan esta zona en un momento de crisis climática, como la de 2005?

El mundo nunca podrá saber lo que impulsó a estas civilizaciones antiguas a tallar los geoglifos enormes, como las encontradas recientemente utilizando Google Earth. Pero, si se necesita más la tala de la selva amazónica para descubrir la respuesta, esperemos que siempre seguirá siendo un misterio.

FUENTES:
FOX NEWS
http://www.treehugger.com/files/2009/ ... neath-clearcut-amazon.php

servido por Felix sin comentarios compártelo

18 Junio 2010

La Ciudacita

Enviado por Rosa el 24/1/2010 8:15:13 (49 Lecturas) Noticia del mismo redactor

En los filos montañosos de los Nevados del Aconquija, la imponente presencia de estructuras de piedra calzadas con lajas son el preludio para el conocimiento de un paraje arqueológico.

La historia y su faceta arqueológica tienen en Tucumán un lugar para la proyección y el descubrimiento, sólo la inmensidad de valles y cumbres se transforman en el paso obligado para acceder al conocimiento y al placer didáctico que ofrece la naturaleza, esgrimida en las laderas del asentamiento de La Ciudacita.

Casi a 4.200 metros de altura, pinceladas de leyendas y mitos son trazadas en la demarcación de un contorno montañoso cuya soledad geológica es menguada por la influencia fluvial de los ríos Jaya y Las Pavas, donde sus caudales sacian la sed de todo el territorio central de los Nevados del Aconquija.

Como testimonio de una trama de misterio, se entretejen a lo largo de los filos de la montaña, una serie de pircas grisáceas de un metro de altura, que se levantan hacia el infinito, acompañadas con el juego de luces y sombras que reflejan la incandescencia de plegarias solares que bregan por abrazar, y ser parte, de esta postal paisajística.

Rituales sagrados.

Las paredes de piedra en seco encolumnan retazos de historia de la antigua civilización inca, pero los orígenes del lugar aún guardan sus secretos entre las alfombras de caminos irregulares texturados con tintes de hastío vegetal que cubren el perímetro confeccionado por el Parque Nacional Campos de los Alisos, en cuyas inmediaciones se sitúan las ruinas.
Un paraje que irradia, desde su interior, la mística de pueblos añejos, pero pioneros de nuestro destino; muchísimos años documentan sus regiones internas, tantos, que hasta los más osados, no dudarían en atravesar el sendero direccional que los separan de este sitio arqueológico, nada más que 17 kilómetros hacia el oeste desde la ciudad de Concepción, por Ruta Provincial 365, hasta el camino de tierra que conduce a La Jaya. Desde allí, demanda cuatro jornadas de caminatas o a mula, pero es el recorrido final hacia lo inimaginable, lo desconocido, una puerta hacia el pasado.

Historiadores consideran que este lugar ha sido la cuna de rituales de impregnación sagrada y espiritual para la observación de los astros y cuerpos celestes que conforman el universo, según las culturas tihuanaco o pucará inca.

La arquitectura está caracteriza por la belleza de su rusticidad, una confección maciza de dos ámbitos bien diferenciados que demarcan, por un lado, un perímetro estipulado para acontecimientos ceremoniales que se despliega en 300 metros cuadrados, con una orientación precisa hacia el este, de manera tal de erigirse como la puerta de entrada para el nacimiento de los solsticios de invierno y verano. Además, la segunda edificación adquiere una posición envolvente y circular conformado por corrales de piedras en redor.

Riqueza enigmática.

Antiguamente denominada por los arrieros como "Pueblo Viejo", La Ciudacita, que registra su descubrimiento hacia 1949 por un geógrafo alemán, testimonia un discurso arqueológico asentado en la sabiduría mística de los incas, que estamparon su impronta del razonamiento y la inteligencia en la construcción de la Puerta del Sol o Inti Huatana, perfectamente situada en el centro ceremonial descripto anteriormente, que permite la correlación exacta en la marcación de los fenómenos astronómicos, especialmente el día del año en el que la Tierra se encuentra más cerca del sol, el 21 de diciembre (solsticio de verano). De esta forma, se confirma la plena deidad de estos pueblos para con el sol, al cual lo consideraban parte central y fundamental de su cosmovisión.

Lo enigmático de la fortaleza natural radica, precisamente, en su edificación y el lugar para llevarla a cabo, pues no hay la menor huella de que allí se pudiera haber radicado una amalgama poblacional, no se ha registrado la presencia de cementerios ancestrales, algo muy llamativo para el tipo de tribus que habitaron allí (dada su amplia concepción religiosa). Además, los efectos brindados por las inclemencia climáticas no ponderaban la puesta en marcha de un sistema de sembradío, por lo que las ideas de un campo ceremonial o un yacimiento de riquezas minerales, son los parámetros que desvelan a los historiadores para poder caracterizar la riqueza misma del lugar.

Este recinto se encuentra separado de los corrales a través de un camino cuyas dimensiones se estipulan en un kilómetro de longitud y un ancho de tres metros, calzados con lajas y grandes piedras.

Historias paralelas.

En cuanto a la divergencia sobre los pueblos originarios, hay dos posiciones establecidas: una sostiene que toda la construcción pertenece al pueblo inca, y, por ende, se estaría hablando de una antigüedad de casi 500 años. En cambio, otras instancias lo ubican en el imperio Tihuanaco (de ascendencia aymará) cuyo registro data de hace 2.000 años.

La naturaleza tiene sus agrestes emisarios que, no por ello, deban ser desestimados a la hora del recuento de las maravillas del paraje. En cuanto a la flora, se presenta como único testigo ejemplar, la yareta, árbol leñoso que crece en la región, mientras que guanacos, cóndores y chinchillas son los habitantes escurridizos de las cumbres y laderas. El viaje a La Ciudacita permite un verdadero treeking por las nubes, contemplar la inmensidad de lo desconocido y enigmático de una comarca cuya funcionalidad, aún hoy, es discutida. Santuario de dioses celestiales, embargados por un clima hostil, pero que calibra a la perfección la simetría astronómica de siglos de estudio idígenas perpetrados en el extremo sud del imperio incaico.

Fuentes: http://mundomisterio.portalmundos.com ... acia-un-amanecer-sagrado/

servido por Felix sin comentarios compártelo

18 Junio 2010

ABU Simbel

Abu Simbel es un conjunto de dos templos que se considera uno de los patrimonios mejor conservados de Egipto, a pesar de haber sido trasladado de  su lugar de origen, debido a las crecientes inundaciones del Río Nilo desde la construcción de la Represa Asuan, a unos 300 kilómetros de la misma.

Su origen data del año 1228 a.C. y demoró aproximadamente veinte años en terminarse, siendo una obra ordenada por el Faraón mas popular de la historia de Egipto antiguo: Ramses II. Los motivos de la elección del lugar donde se establecería y el porqué de su construcción, es todavía producto de varias discusiones entre historiadores, que llevan a diferentes teorías y conjeturas. Las afirmaciones mas fuertes que se conocen, sostienen que Abu Simbel fue construido como regalo del Faraón a su mujer preferida la legendaria Reina Nefertiti, y dado que ésta era nubia, Ramsés decidió construirlo allí.

por  Belen

servido por Felix sin comentarios compártelo


Sobre mí

Avatar de Felix

S.E.T.I. Señales de Otras Civilizaciones

Palma de Mallorca, Baleares, España
ver perfil »
contacto »
Counter
University of Phoenix

Buscar

suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

¿Qué es esto?